Información

Noticia Versión ampliada Imprimir noticia Enviar noticia por mail
Volver
25/10/2021La Nacion
En momentos en los que falta trigo en el mundo, la Argentina producirá más
Según los privados, el país no tendrá problemas para cumplir con la demanda de la industria molinera y para abastecer la mesa de los argentinos

 

Por segundo año consecutivo el consumo mundial de trigo, que se prevé en 787,05 millones de toneladas, supera a la producción, proyectada en 775,87 millones por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) y, en consecuencia, las existencias finales se reducen de 288,36 a 277,18 millones de toneladas en el análisis anual. Solo tres de los siete principales proveedores de trigo elevan su producción y sus exportaciones: la Unión Europea (UE), Ucrania y la Argentina.

La UE es quien evidencia el mayor aumento en su producción de trigo, hoy estimada en 139,40 millones de toneladas, contra los 126 millones de la cosecha anterior. Sus exportaciones se elevan en 5,77 millones de toneladas, de 29,73 a 35,50 millones, convirtiéndose en el primer exportador mundial, desplazando a Rusia.

Sigue Ucrania, con un aumento de producción de 25,42 a 33 millones de toneladas. En exportaciones este país crece en 6,65 millones, de 16,85 a 23,50 millones.

La Argentina es el otro de los pocos países con aumento de su producción y de su saldo exportable. El USDA proyecta una producción de 20 millones de toneladas, por encima de los 17,65 millones del ciclo anterior, y exportaciones por 13,50 millones, contra los 11 millones de la campaña 2020/2021. Sin embargo, fuentes privadas estiman un volumen de producción de entre 21 y 23 millones de toneladas. Con estas cifras el saldo exportable podría ubicarse en un rango de 14,50 a 16,50 millones.

Hoy la Argentina tiene el trigo más barato del mundo a la hora de competir. El precio FOB en up river se cotiza a US$285 por tonelada para embarque en enero 2022, mientras que el trigo de Canadá, que es actualmente el más caro, se cotiza en torno de los US$380. Es lógica la firmeza del trigo canadiense por la fuerte caída en su producción y en su saldo exportable. Los trigos del mar Negro son los segundos más baratos del mundo, con un valor de US$300.

A la fuerte caída de las exportaciones canadiense, prevista por el USDA de 26,41 a 15 millones de toneladas, se agregan las menores exportaciones de Rusia y de EE.UU., que abren una ventana de oportunidades para las ventas argentinas. Esta mayor demanda no debe verse como una amenaza, sino como una oportunidad y se debe desarrollar una inteligente estrategia de ventas a terceros destinos, excluido Brasil.

Hay que tener en claro que la Argentina no tendrá problemas de abastecimiento de trigo para cumplir con la demanda de la industria molinera y para abastecer la mesa de los argentinos. Cualquier medida que restrinja las exportaciones, ya se trate del cierre total, parcial o del otorgamiento de cupos, traerá consecuencias negativas para todos los actores de la cadena comercial y agroexportadora, incluidos el ingreso de divisas y la recaudación por derechos de exportación del propio Estado. Con un volumen de producción de 22 millones de toneladas podemos asumir un saldo exportable de 15,50 millones.

Los exportadores ya tienen comprados 8 millones de toneladas de trigo de la nueva cosecha y las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior llegan a los 9 millones. En ambos casos este año casi duplica los valores del anterior. Los productores tomaron en esta campaña una actitud más agresiva de venta anticipada. El valor máximo del trigo enero se dio a principios de octubre, al llegar a US$250, hoy esa posición en el Matba Rofex se cotiza a US$238. En síntesis, ya fue.

El autor es fundador de GuruMarket

Pablo Adreani

 

Volver