Información

Noticia Versión ampliada Imprimir noticia Enviar noticia por mail
Volver
01/12/2022Infobae
La baja en los alimentos atenuó la inflación de noviembre pero el mercado espera otra suba para este mes
Desde el Gobierno dejaron trascender que el IPC del mes pasado habría rondado el 5,5%, aunque las consultoras lo ubican más cerca de 6%. Qué pasará en diciembre, un mes estacionalmente alto por las Fiestas

 

Días atrás, desde el Gobierno dejaron trascender que esperan para noviembre una notoria desaceleración de la inflación a valores en torno al 5,5 por ciento. De oficializarse, en dos semanas, una cifra similar, el equipo económico lo festejará y lo adjudicará a las medidas que se han ido tomando desde la asunción de Sergio Massa como ministro. La gran pregunta es si esta mejor performance de noviembre puede tomarse como punto de partida de una tendencia inflacionaria a la baja o es un logro temporario por una cuestión estacional.

Por lo pronto, las consultoras también anticipan un número más bajo que el de octubre –que fue de 6,3%–, pero proyectan una cifra mayor para diciembre debido a las Fiestas, que se mantendría durante enero por las vacaciones. El 2022, según estiman los economistas, cerraría en 100%, tal como lo venían previendo desde los últimos meses.

Para la consultora C&T, el relevamiento de precios minoristas para GBA presentó una suba mensual de 6,2% en noviembre, algo por debajo del 6,8% de octubre, pero muy por encima del 2,6% de noviembre de 2021. “De esta forma, la variación interanual trepó a 94,21%, la mayor desde octubre de 1991?, precisa el informe. De todos modos, para diciembre esperan un alza del índice del 7 por ciento.

El mes pasado, según la economista de ese estudio María Castiglioni, el rubro de mayor incremento fue vivienda, que recogió los aumentos derivados de la quita parcial de subsidios en electricidad, gas y agua, pero también un nuevo aumento en los sueldos de los encargados de edificios. Le siguió esparcimiento, con fuerte incidencia de los rubros vinculados al turismo, que más que superaron las bajas por las ofertas en productos electrónicos. En bienes y servicios varios se destacó el alza de los cigarrillos, mientras que Indumentaria, transporte y comunicaciones, y educación crecieron en torno al 5%, en el primer caso, por las ofertas que tuvieron lugar en el arranque del mes, mientras que en el segundo, por las subas de los combustibles y los seguros de los autos.

El rubro que impactó fuerte en la moderación de la inflación el mes pasado fue alimentos y bebidas, que crecieron 3,8% mensual, especialmente gracias a la carne, las verduras y las bebidas. En cuanto al programa Precios Justos, arrancó hacia la segunda quincena del mes y sólo rige en las grandes cadenas, por lo que su impacto es acotado. Según el informe, esta moderación no se dio en los rubros no alcanzados por los acuerdos de precios, como las comidas listas para llevar o restaurantes. A su vez, en salud también hubo una menor suba debido a que este mes no hubo ajuste en las prepagas, a diferencia de lo que sucederá en diciembre.

Por su parte, el economista Juan Luis Bour, de FIEL, coincidió en que en noviembre su índice de CABA mostrará una baja, aunque suave. De 6,4% que dio en octubre, para noviembre se ubicaría en 6,1%, precisó a Infobae. A nivel nacional, reconoció que la cifra puede ser incluso inferior al 6%. “El dato del mes pasado se debe a que no hubo tanto aumento de precios regulados, sumado a que estacionalmente es un mes bajo y que los alimentos como la carne y las verduras jugaron a favor, como así también las ofertas del CyberMonday”, aseguró Bour.

Según el relevamiento de FIEL en la Ciudad de Buenos Aires, en noviembre los alimentos y bebidas subieron 4,5% promedio, con rubros como la carne –con una alta incidencia– que trepó apenas 3%, pollo y pescado, 1,5%, y verduras, que cayeron en torno al 10%. Las frutas subieron fuerte (13%), pero los otros ítems compensaron.

“Este mes hay más shock, se dan vuelta algunos rubros. Hay aumentos de peajes, de educación privada, servicios regulados y también impacta la suba de la brecha y la política fiscal, por la plata que están entregando a varios sectores” (Bour)
También registró esta misma tendencia la consultora LCG, que lidera Guido Lorenzo. Al cierre de la cuarta semana de noviembre, la inflación mensual en alimentos mostraba un avance del 4,1% y, de esa manera, registraba la sexta semana consecutiva de desaceleración. En cuanto a los rubros, en esas mismas cuatro semanas las verduras apenas subieron 0,1%, en tanto que las carnes, 1,4 por ciento. Coincidió con sus colegas en que las frutas, con un aumento del 12,5%, lideraron la inflación en alimentos en noviembre.

“Este mes hay más shock, se dan vuelta algunos rubros. Hay aumentos de peajes, de educación privada, servicios regulados y también impacta la suba de la brecha y la política fiscal, por la plata que están entregando a varios sectores. Si a eso se le suma el hecho de que al Tesoro le está costando renovar los vencimientos y que le cuesta absorber monetariamente. Para diciembre, tenemos una proyección de 6,7% como el escenario más probable”, remarcó Bour.

Castiglioni le sumó incrementos en servicio doméstico, prepagas, luz y gas, transporte (colectivos), encargados de edificios, combustibles y alquileres, entre otros. “Sigue en alza todo, y además está el impacto de la emision del dólar soja II, la depreciacion del TC oficial a un ritmo alto y las subas de salarios, que si bien no generan de por sí más inflación, son mecanismos de transmisión”, dijo la economista.

Volver